5 Cosas maravillosas que pasan cuando eres Tortuguero Voluntario

Desde la mirada de un tortuguero

 

Una experiencia para recordar

 

 

1.- Vives en una playa hermosa

Lo primero que me fascinó cuando pise la playa fue el lugar donde vivíamos: se trataba de una palapa con hamacas colgadas de un lado a otro de la sala, situada entre la selva y la playa, mirases donde mirases todo parecía un paisaje paradisiaco.

 

Hay muchos voluntarios trabajando en México, lee: Campamentos tortugueros en México

 

xcacel-santuario-tortugas-playa

 

2.- Observas tortugas desovar

Nunca olvidaré mi primera noche de patrullaje en busca de tortugas, cuando caminando por la playa encontré mi primera tortuga: ¡qué momento tan emocionante!; es mágico poder ver a un animal tan impresionante en su estado natural.

 

desove-de-tortugas-marinas

 

3.- Liberas tortuguitas bebés

Otro de los momentos más emocionantes de esta aventura fue poder liberar  en el mar las tortuguitas que nacían en los corrales y desearles un extraordinario viaje. Son estos momentos en los que te das cuenta de la importancia del trabajo de los voluntarios en la protección del medioambiente.

 

liberacion-tortugas-cancun

 

Tú también puedes ayudar, lee: Acciones para cuidar a las tortugas marinas

 

4.- Aprendes a trabajar en equipo

Por otra parte, también realizamos otros trabajos necesarios para el mantenimiento del proyecto como limpiar el campamento y hacer la comida el día que te tocaba cocina, pintar estacas, limpiar la playa, participar en actividades de educación ambiental relacionadas con las tortugas marinas….todo lo que fuese necesario para contribuir al mantenimiento del proyecto.

 

nido-de-tortugas-marinas

 

 

5.- Convives con gente de todo el mundo

Además de conocer nuevas culturas gracias a la convivencia con otros compañeros, con los que compartes comida, vivencias, muchos buenos ratos, cada uno tiene una historia que contar y una manera de ver la vida, pero todos con una pasión en común. Son todas personas increíbles, que aportan su tiempo y esfuerzo en proteger la naturaleza.

 

tortugueros-voluntarios

 

Esta aventura te engrandece el alma y te hace sentirte mejor persona, te ayuda a valorar más lo que tienes, y a no darle tanta importancia a las cosas que no la merecen. La vida es simple y está para vivirla. Esta experiencia la recordaré siempre, y espero volver muy pronto, sin duda, se lo recomiendo a todo el mundo.

 

Lee más historias de volunarios en Xcacel: Cómo es en realidad trabajar en un campamento tortuguero