Pensamientos de una tortuga marina – parte 3

#Tortugatón

Las dificultades de una tortuga adulta al desovar

Cuando hablamos de las tortugas marinas podemos estar seguros de algo; su ciclo de vida es muy largo y complejo, y conocer más acerca de éste nos permite comprender mejor la manera de conservarlas. A lo largo de su vida se ven expuestas a distintos depredadores, desde el momento en el que los huevos nacen hasta su adultez. Se calcula que solo 1 de cada mil crías alcanza a llegar a la edad adulta. Aunque el camino del mar hacia la playa nos puede parecer corto, en realidad es toda una travesía para ellas.

 

Web

Foto por: VoceroQuintanaRoo

 

Este camino me trae muchos recuerdos.

No puedo creer que ya hayan pasado 20 años desde que nacimos en esta playa.

¡Parece como si hubiera sido ayer!

Fue tan poco tiempo lo que pudimos estar juntos hermanos…

Pero ahora es la oportunidad de que sus sobrinos nazcan en el mismo lugar donde mamá nos dejó una vez.

¡Prometo que haré lo posible para que no les pase nada!

Espera, creo que estoy perdida, no puede ser estoy segura que ésta es la misma playa.

Pero… no recuerdo que esto estuviera aquí antes.

Hay muchas cosas raras tiradas por todas partes.

¿De dónde viene todo ese ruido? ¿Y esas luces?

No se preocupen pequeños, voy a encontrar el mejor lugar para que nazcan bien.

Les doy mi palabra mis amores, daría mi vida porque lleguen sanos y salvos al mar.

La luna me guiará a un lugar más tranquilo.

Creo que los añitos me están pegando, cada vez camino más lento sobre tierra.

Todo este recorrido me tiene muy nostálgica, ustedes no lo saben todavía hijos míos, pero ésta será la última vez que nos vamos a ver, aunque eso no significa que no pensaré en ustedes.

Parece que he encontrado el lugar perfecto, tiene todo lo que necesito para… ¡ahhh! déjame por favor perrito, ¡me duele!

¡No soy un juguete! ¡ese es mi caparazón! ¡lo necesito! Por favor para.

¡Quítenmelo de encima ya! ya.. ¿ya se fue? pero… ¿cómo?

Creo que las leyendas tenían razón, existen humanos que ayudan a nuestra especies.

Pensé que eran puras historias, pero creo que si existen los tortugueros.

¡Ojalá ayuden a mis hijos cuando nazcan!

Por favor, aunque sea uno de mis cien huevitos tiene que sobrevivir.

Adiós pequeños, no los veré nacer, pero los tendré siempre a cada uno en mi corazón.

¡Ay! ¿qué es eso que ponen en mi aleta? ¡se siente chistoso!

¿Dices que con esto podrán reconocer quién soy?

Jeje, qué extraños son los humanos, pero ¡bueno! es momento de partir, el mar me espera.

¡Gracias por todo tortugueros! ¡nos vemos!

 

Leer más: Pensamientos de una tortuga Parte 1 

Leer más: Pensamientos de una tortuga Parte 2