Sembrando un México más verde

Personalidades impulsan el cuidado al medio ambiente

Cumple 8 Años el Jardín de los Chacahs

Mañana 11 de julio, nuestro Jardín de los Chacahs, va a celebrar su 8º aniversario y estamos orgullosos de decir que acredita una destacada labor en el compromiso constante de proteger los ecosistemas y detener el deterioro ambiental a través de la siembra de árboles, involucrando a gente de todas las edades y nacionalidades, en un compromiso generacional impostergable.

 

cesar-millan-mexico-xelha

César Millán

 

El Jardín de los Chacahs es un espacio en el que se profesa el amor a la naturaleza. Desde 2006, personalidades de diferentes ámbitos han acudido a Xel-Há para plantar un árbol y dejar un mensaje sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

 

artistas-xelha

EL hijo del Santo y Ana Claudia Talancon

 

Este espacio puede ser visitado y apreciado por todos los visitantes que llegan a la Maravilla Natural de Quintana Roo. Aquí han sembrado su propio árbol destacados representantes de la música, la literatura, la actuación, el cine, la comunicación y el deporte como Carlos  Monsiváis, Guadalupe Loaeza, Elena Poniatowska, Chespirito, José José, Lolita Ayala, Guillermo Ochoa, César Millán, entre otros.

 

lolita ayala-xelha

Plutarco Haza y Lolita Ayala

 

El Chacah es una especie vegetal de la Península de Yucatán que tiene atributos como especie medicinal efectiva ante quemaduras de piel, particularmente de las que produce otra especie local llamada comúnmente Chechén.

 

Web

 

Cuenta una leyenda maya que había dos príncipes que eran hermanos pero eran completamente diferentes. El menor, Kinich, era tranquilo y bueno, mientras que Tizic, el mayor, era enojón y rencoroso. Los dos se enamoraron de la misma joven, la hermosa Nicte-Há, por lo que se enfrentaron un duelo a muerte para ganar su amor. Ambos hermanos: Kinich (cara del Sol) y Dzic (furia), quedaron tirados muertos, abrazados uno del otro. Al morir, Tizic le pidió a los dioses regresar a la tierra para estar cerca de Nicte-Há. Kinich, preocupado por la maldad de su hermano, pidió lo mismo. Los dioses los convirtieron en los árboles que conocemos hoy en día como Chechen y Chacah, permaneciendo así, cerca de su amada princesa para siempre.

Tizic renació como el árbol Chechen, el cuál es muy tóxico y quema a todo el que le toca, y Kinich renació como el Chacah, cuyo néctar alivia el veneno del Chechén. Ambos árboles resguardan solemnemente a Nicte-Há, quien falleció de tristeza, pero regreso a la vida como una hermosa flor blanca.

 

Comenta: 

¿Haz visitado el Jardín de los Chacahs en Xel-Há? 

¿Qué otros árboles pudiste observar en la Maravilla Natural?